OSA

Por. Bryan Navarro de Imagine XYZ

26 años 11 meses y 20 días tuvieron que pasar, para poner mis pies en la península de OSA.

Fue durante la segunda semana de Noviembre de 2016 que por motivos laborales, empecé a poner mis pies sobre la península.

Muchas cosas llegué a escuchar antes de ese momento, muchas personas me hablaban del Parque Nacional Corcovado, como el área protegida más grande de Costa Rica, otros me referían a documentales de National Geografic, en donde se mencionaba que es el área biológicamente activa más intensa del mundo, algunos me decían que se concentra el 3.5% de la biodiversidad del planeta, otros decían que era un 3% e incluso un 2%, pero eso no importaba en lo absoluto, lo que si me motivaba es que en definitiva iba a tener un contacto importante con la naturaleza.

 

Lapa Roja, fotografiada mientras se desayunaba en Puerto Jiménez (Abril, 2017)

Sin embargo desde mi primera visita el contacto más importante fue con las personas que la península habitan, todavía recuerdo esa primera conversación con Don Mario Jiménez del INDER, aún recuerdo cuando pasamos unas cuantas quebradas para llegar a Rancho Quemado, recuerdo estar almorzando con Don Johnny, Alice y Enrique.

Ese primer día en la península de OSA, fue inolvidable porque el huracán Otto y la naturaleza quiso y nos hizo quedarnos más de lo esperado J quedamos totalmente incomunicados, durante varios días sin electricidad, señal telefónica, vuelos cancelados, salidas por mar bloqueadas o una carretera para poder salir, nos permitieron disfrutar del calor, el cariño, las historias y la forma de ser de toda una comunidad.

Desde entonces además de un huracán, un partido de futbol, preparación de talleres, contactos con emprendedores, recolección de productos, recorridos dentro del bosque, una caminata sobre lomas de barro, ríos y quebradas, hay muchas historias que compartir, muchas amistades y un gran crecimiento personal. Y aunque casi que todas las semanas tengo contacto con personas y organizaciones de la península, y casi que todos los meses emprendemos un viaje a OSA, siempre se siguen manteniendo las ansias, expectativas y cariño.

Taller de gastronomía con emprendedores de Caminos de OSA (Abril, 2017)

OSA más que un lugar, resulta ser una gama de sentimientos, junto a un contacto real con la naturaleza y el espacio correcto de reflexión, en definitiva han pasado muchas cosas inesperadas en este camino, pero el poder haber llegado a compartir con Adriana Sánchez, Olman Zeledón, Julieta Chan, Juan José Jiménez, Reinaldo Aguilar, Max Villalobos y emprendedores como Rocio Vargas, Lorena Berrocal, Eida Fletes, Alice Cambronero, Verónica Ureña, Enrique Ureña, Johnny Rodríguez, Zulay Vargas y otras personas hacen que uno quiera estar todos los días generando impacto en la zona y es lo que al menos yo y muchas otras personas seguiremos haciendo.

Atardecer en Bahía Drake (Marzo, 2017)

“Talk with Nature, Walk with its People” no solo es el slogan de Caminos de OSA, es el testimonio de muchos de los que hemos tenido la dicha de conocer OSA y su gente.

Comment